suelos agrarios bonaerenses y una endemica procrastinación estatal

El Estado Central despoja a los productores agrarios y Estado Provincial Bonarense, «los impuestos nacionales no coparticipables», a las provincias y que representan el 66,8 % del total de impuestos que afronta una hectárea agrícola bonaerense. que no retornan a la provincia. El instituto «patrimonio de afectación con fin determinado de
interés público» lo encontraríamos en la constitución de un Fideicomiso Público Bonaerense para conformar una Unidad Bonaerense de Gestión Integral de Suelos y Aguas, unidad desconcentrada, con un consejo de administración de integración público-privada, con patrimonio de afectación construido mediante porcentajes de las alícuotas de los impuestos rurales territoriales (inmobiliario y complementario) y porcentajes de las alícuotas del impuesto provincial a los ingresos brutos que tributa la cadena agraria desde el sistema agroproductivo

Leyes de Ordenamiento Territorial y Ordenanzas Municipales de creación de zonas de exclusión y amortiguamiento para aplicación de fitosanitarios

se propone examinar Proyecto de reforma de 2012 al decreto reglamentario 499/91 de la Ley 10699 y reciente proyecto de ley con media sanción del Senado Bonaerense, en fecha 6 de julio de 2016, que pretendería llenar un vacío reglamentario de la Ley Provincial 10699 y su decreto reglamentario de un tema que, al momento de la sanción en la década del 80, no integraba la agenda pública ni la agenda política de entonces incorporando ejes de ordenamiento territorial global a nivel provincial para uniformar dispares criterios municipales, muchos de ellos cuestionados por bajo a nulo sustento científico tecnológico, pero recogidas por ordenanzas regulatorias en materia de “agroquímicos” que potencialmente podrían quedar atrapadas en un inapropiado contexto de discrecionalidad y arbitrariedad lesiva del ordenamiento jurídico positivo vigente.