AGROQUÍMICOS : HACIA UNA RACIONAL IMPLEMENTACIÓN NORMATIVA BONAERENSE.

A lo largo de casi una década, de ordenanzas municipales regulatorias, se fue instalando una percepción que hace creer que a mayor distancia, de prohibiciones y restricciones, constituye mayor seguridad cuando las investigaciones científicas y recomendaciones tecnológicas de organismos internacionales (ONU-FAO) y nacionales (INTA) indican que el factor central es el control y fiscalización de buenas prácticas de aplicación, entre ellas un factor central lo encontramos en las condiciones ambientales oportunas de aplicación (humedad relativa ambiente, temperatura, dirección y velocidad del viento) para eliminar peligros de derivas no sólo en zonas rurales periurbanas sino también en plenas zonas rurales.

Leyes de Ordenamiento Territorial y Ordenanzas Municipales de creación de zonas de exclusión y amortiguamiento para aplicación de fitosanitarios

se propone examinar Proyecto de reforma de 2012 al decreto reglamentario 499/91 de la Ley 10699 y reciente proyecto de ley con media sanción del Senado Bonaerense, en fecha 6 de julio de 2016, que pretendería llenar un vacío reglamentario de la Ley Provincial 10699 y su decreto reglamentario de un tema que, al momento de la sanción en la década del 80, no integraba la agenda pública ni la agenda política de entonces incorporando ejes de ordenamiento territorial global a nivel provincial para uniformar dispares criterios municipales, muchos de ellos cuestionados por bajo a nulo sustento científico tecnológico, pero recogidas por ordenanzas regulatorias en materia de “agroquímicos” que potencialmente podrían quedar atrapadas en un inapropiado contexto de discrecionalidad y arbitrariedad lesiva del ordenamiento jurídico positivo vigente.

1 2